En mayo, los alumnos y alumnas de Caen que participan en el intercambio escolar con el I.E.S. Pedro Jiménez Montoya, de Baza, visitaron Benamaurel junto a sus profesores

Este año hemos vuelto a Benamaurel. Es interesante que conozcan el importante tejido empresarial de esta población,  así como su vega, la iglesia de la Anunciación, la Asociación Esperanza e Integra etc.

En el barrio Alhanda agradecemos a Encarna Martínez y Julio Sola que enseñaran su cueva a los alumnos y no sólo eso, sino que se ofrecieron para preparar unas migas la próxima vez. Gesto que es precioso  y  que aún tenemos la suerte de disfrutar con las buenas gentes de nuestro pueblo y comarca.

Rafael López Castillo ayudó para que el desplazamiento de los profesores, alojados en nuestra localidad, fuera posible.

Sonia Martínez nos enseñó la Iglesia y el museo en el que pudieron apreciar el valor de los mantos de la Virgen expuestos y el trabajo de artesanía que hay en los bordados, así como la fe de las personas que los han ofrecido. Explicamos todo esto, que  es un valor cultural que se debe conocer.

La tradición de la fiesta del patrón San León, de las fiestas en honor a la Virgen de la Cabeza. Benamaurel en el último fin de semana de abril.

Una vez más, la concejala de cultura, Carolina Espín, les ofreció varias de nuestras tortas artesanales, que junto a una bebida, fue una buena manera de charlar unos minutos antes de caminar por el paseo junto al mirador.

Hemos descubierto, gracias a la visita a la localidad de Micah Costello, auxiliar lingüístico de Atlanta, en este instituto, durante el presente curso, que en la obra de Federico García Lorca encontró mucho vocabulario, antes de venir hasta Granada, durante sus estudios,  que después ha podido escuchar a las gentes de nuestro pueblo: utensilios, plantas en la vega, saludos…

Empresas como el  tostadero nos volvieron  a abrir sus puertas, les encanta el aroma de los frutos secos al tostarlos, y su sabor, claro está.

José Garrido nos explicó y nos enseñó la Asociación Esperanza, junto al personal del centro. Y en Integra estaban asando  pimentos con leña, y pudieron conocer la alcaparra. La mayoría no la había visto nunca. Nicolás Salvador Valdivieso y Tomás Montes nos informaron de la labor que se lleva a cabo.

La alcaparra ya estaba empezando a crecer, así que vimos alguna alcaparrera en el merendero, cerca de la ermita de la Virgen de la Cabeza y les explicamos cómo se recolecta, envasa y su uso gastronómico.

Gracias  por enseñarnos todo lo que se hace en Integra, por regalarnos el tarrito de capota y por esa humanidad que tanto abunda en nuestro pueblo.

Conforme pasa el tiempo, los valores que aquí perduran son más escasos y valiosos y la necesidad de transmitirlos nos debe mover.

Estamos abiertos a propuestas que se puedan realizar otros años. Tanto con este alumnado como con los que vienen de excursión de otros cursos, con los que hemos iniciado recorridos a pie.

Muchas gracias, vecinos, por los buenos momentos que hemos pasado en el pueblo junto a nuestros alumnos y alumnas.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *