Visita de la presidenta Susana Díaz a Benamaurel

El pasado martes 17 de Febrero, Benamaurel se paralizó por la tarde a raíz de la visita de la presidente de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Se trataba de la primera vez que un presidente de la Comunidad Autónoma visitaba Benamaurel y, aunque sólo fuera por unos minutos, se trató de una ocasión histórica.

La llegada de la presidenta fue a las 18:30, al parque de La Cañada, donde fue recibida por el alcalde de Benamaurel, Francisco Torregrosa, y por el resto del equipo de gobierno del ayuntamiento. También la esperaba Benicia Hernández, dinamizadora del Centro Guadalinfo de Benamaurel, y que ha sido también parte importante para que la presidenta estuviera el martes en Benamaurel.

A partir de ahí, se desata la locura; Susana Díaz no para de recibir abrazos, peticiones para fotografiarse y muestras de cariño por parte de los benamaurelenses, a los que ella corresponde también con entusiasmo, mostrando esa cercanía y proximidad que le caracteriza.

Mientras se realiza el paseo por el parque de la Cañada, la presidenta y el alcalde charlan acerca de las principales necesidades de Benamaurel que tienen que ver con las competencias de la Junta de Andalucía, sobre todo de la carretera A4200 de Baza a Huéscar incluyendo la travesía, que tanto tiempo lleva reivindicando esta zona.

Tras el paseo esperan a la presidenta en el Bar Central las distintas asociaciones y colectivos de Benamaurel para tomar un café con Susana Díaz. La asociación de mujeres Avenmoriel, la Asociación Esperanza y la cooperativa Vircaben, que presta el servicio de ayuda a domicilio, tienen ocasión de transmitir sus inquietudes y debatir con la presidenta.

Mientras tanto, a cada paso, los benamaurelenses presentes siguen mostrando su cariño y agradecimiento a la presidenta por su visita, llevándose de recuerdo una fotografía con la protagonista de la jornada.

Son las 19:40 y el tiempo apremia. A las 19:30 Susana Díaz tiene un acto en Baza y todavía está en Benamaurel; pero no tiene prisa. Mientras haya alguien que se dirija a ella, no se irá.

El alcalde la acompaña al autobús recordándole lo de la carretera y agradeciéndole enormemente el gesto de su visita, que sin duda es histórica para Benamaurel.